Vitrales modernistas, entre la ruptura y la tradición

Los artistas modernistas recuperaron la antigua técnica de los vitrales decorativos y la introducen en sus obras arquitectónicas. Esto supuso una revolución en su uso, fabricación y temáticas tradicionales.

Temáticas

El paso del vitral decorativo del ámbito religioso al civil comportó una modernización de las temáticas existentes y la creación de otras nuevas destinadas a la decoración de espacios donde hasta entonces no era usual encontrarlos como salones, despachos, comercios. 

Con los edificios modernistas aparecen nuevos motivos decorativos, entre los cuales predominan las producciones de temáticas floral y vegetal. Durante el Modernismo, el vitral se popularizó y llegó a todos los espacios cotidianos, incorporándose en el mobiliario como elemento decorativo y yendo más allá de las representaciones de carácter religioso.

Industrialización 

Mientras que la fabricación del vitral continúa siendo un trabajo artesanal y la impronta de la industrialización es muy escasa, no pasa lo mismo con los sistemas de elaboración de la materia primera: el vidrio. La mecanización de la producción de la plancha de vidrio conlleva: 

  • Una amplia variedad de vidrios impresos usando nuevos modelos con un gran número de texturas y tonalidades. 
  • Surgen las piezas moldeadas de vidrio hechas en serie a partir de una matriz. Son vidrios de pequeñas dimensiones que podían tener colores y formas diferentes (circular, cuadrada, romboide, etc) y que se fabricaban industrialmente. En los vitrales modernistas se acostumbra a emplear combinaciones con otros tipos de vidrio. 

Investigaciones

Paralelamente al proceso de industrialización, con sus investigaciones los vidrieros modernistas resuelven los problemas de cocción que presentaban los vitrales de épocas anteriores y mejoran las antiguas técnicas de la policromía sobre vidrio. 

De las investigaciones que se llevan a término en estos momentos hay que resaltar tres aportaciones técnicas: el vidrio cloisonné, el vidrio Tiffany y la tricomía. 

  • Vidrio cloisonné: Se fabrica a partir de pequeñas bolas de vidrio que rellenan los huecos creados por filamentos de cobre. Todo queda encolado entre dos láminas de vidrio.
  • Vidrio Tiffany: Surge en 1900 y no se tiñe. En la realización de los dibujos se utilizan óxidos y se cuecen las piezas.
  • Vidrio Tricomia: Se trata de una superposición de vidrios compuestos por dos o más láminas de diferentes colores o colores primarios. El resultado es una composición que pesa mucho, lo que provocó que se fuera usando cada vez menos.
  • Vidrio mosaico: Se caracteriza por una mínima intervención pictórica en el vidrio. El vidrio es el protagonista y los juegos de luces y de colores se obtienen mediante la combinación de vidrios de diferentes tipologías y tonalidades. 

Por otro lado, el plomo, que hasta entonces solamente se consideraba un elemento básico para el sostenimiento de las placas de vidrio, pasará a ser el elemento principal del diseño.

A diferencia de los vidrieros de épocas anteriores, muchos artistas modernistas van a recibir una formación académica a la Escuela de la Llotja de Barcelona. Esta educación va a hacer que el especialista disponga de más formación que la tradicional medieval artesana, desarrollada dentro de una estructura gremial. 

¿Conocías todos estos datos sobre los vitrales modernistas? Si te interesa la artesanía modernista no puedes perderte estos 5 forjadores modernistas que deberías conocer.