¿Conoces la tríada indispensable del modernismo catalán? Seguro que has oído sus nombres. Sí, sí… estamos hablando de Antoni Gaudí, Domènech i Montaner i Puig i Cadafalch. ¡De quién si no! Te contamos un poco acerca de ellos, por si aún no los conoces.

Domènech i Montaner (1850-1923)

Este gran arquitecto fue coetáneo de Gaudí y una figura muy activa de la política catalana contemporánea. En su historial de obras consta el famoso Recinte Modernista Sant Pau o el también harto conocido Palau de la Música Catalana de Barcelona. Seguro que has oído hablar de estos edificios y su exuberante belleza. El estilo de sus edificios es característico por tener unas estructuras racionales y fachadas muy ornamentadas, con todo lujo de detalles en la decoración.


Antoni Gaudí (1852-1926)

¿Puede decirse algo nuevo del gran arquitecto de la naturaleza? ¿Quién no conoce la Sagrada Familia? ¿o la Pedrera? ¿Casa Batlló? ¿y la Casa Vicens? No terminaríamos nunca, pues además de ser uno de los arquitectos más conocidos, fue muy prolífico. Sí podemos contarte un par de curiosidades que no todo el mundo conoce. Por ejemplo, Gaudí casi nunca diseñaba sus obras en planos, sino que lo hacía sobre maquetas en tres dimensiones a todo detalle. Así, los colaboradores podían verla como él la había proyectado en su mente. Otro detalle que os confesamos es que la famosa técnica del “trencadís” que podemos ver en su obra, fue inventada por él mismo y fue utilizada por primera vez en la construcción de la finca Güell.


Puig i Cadafalch (1867-1956)

El joven Puig i Cadafalch fue uno de los discípulos de Domènech i Montaner. Es considerado uno de los últimos representantes del modernismo catalán y uno de los primeros del novecentismo. Su obra suele dividirse en tres periodos: el modernista, el idealista racional y el monumentalista. Al igual que su mentor, Puig i Cadafalch fue un agente activo en la política contemporánea de su alrededor. En su periodo modernista realizó obras tan conocidas como la Casa Amatller, la Casa Martí o una de sus grandes culminaciones: la Casa Terradas o Casa de les Punxes, recientemente abierta al público.