Si quieres ir más allá de lo mainstream y de las rutas Gaudí, te traemos nuestra propuesta para profundizar en la obra de Puig i Cadafalch.

¿Quién no conoce la Ruta del Modernisme de Barcelona? Gracias ella, podemos descubrir las grandes joyas del modernismo catalán en Barcelona de forma ordenada y cómoda. Si quieres ir más allá de lo mainstream y de las rutas Gaudí, te traemos nuestra propuesta para profundizar en la obra de Puig i Cadafalch.

Nuestra propuesta de ruta empieza por la Casa Macaya, en plena Avinguda Diagonal. Esta casa es hoy en día un centro cultural y dispone de acceso libre a algunas de sus estancias, por lo que puede visitarse cómodamente en un paseo. Si quieres ir más allá, Cases Singulars organiza visitas (en catalán) todos los lunes de julio y agosto por la mañana y tarde en este espacio. Muy cerca de allí resalta la Casa Terradas o Casa de les Punxes, una de sus obras más impresionantes y conocidas, que puede ser visitada cada día entre las 10 y las 19h (con el último acceso a las 18h). Su museo cuenta con diversos tipos de visita para todos los gustos e interesantes ofertas para el público residente. Además, en su planta baja podemos encontrar el bar restaurante Matalaranya, una gran opción para desayunar. Una vez desayunados, a pocos pasos reposa el Palacio del Barón de Quadras, actualmente sede de un instituto. Este edificio puede visitarse a través de Cases Singulars los miércoles por la mañana. Volviendo a la Diagonal, encontramos Can Serra, actual sede de la Diputació de Barcelona y un poco más adelante la Casa Pere Company, ahora convertida en Museo y Centro de Estudios del Deporte.

Ya recorridas las obras de la Diagonal, al bajar por Passeig de Gràcia es cuando damos con la también muy conocida Casa Amatller, visitable cada día de 11 a 18h. Ya en Plaça Catalunya, podemos descubrir la olvidada Casa Pich i Pon, que ha acogido a lo largo de su historia diversas empresas y asociaciones. Descendiendo desde esta por Avinguda de Portal de l’Àngel, nos encontramos con Casa Martí y Casa Carreras: una delante de la otra. Estas dos casas han acogido (y una de ellas aún acoge) al famoso bar modernista 4 Gats. Si queréis comer en él, recomendamos reservar con antelación. A menos de 5 minutos andando, en Via Laietana, podemos vislumbrar la fachada principal de la poco conocida Casa Guarro.

Para finalizar la ruta, debemos desplazarnos a Plaça Espanya y disfrutar de ella misma, pues también es obra de Puig i Cadafalch. En uno de sus márgenes podemos admirar la antigua Fábrica Casaramona y los Palacios de Alfonoso XIII y Victoria Eugenia, ambos parte del Eje de la Exposición Universal de 1929 (al igual que la plaza).

Extra: Si aún tenéis más ganas de descubrir a Puig i Cadafalch, recomendamos ir a descubrir sus obras de la parte alta de la ciudad más desconocidas como la Casa Sastre i Marquès, la Rosa Alemany, la Muley-Afid o la Casa Muntades. Ninguna de estas últimas casas es visitable, pero puedes admirar sus fachadas.


Recibe novedades y ofertas exclusivas en tu correo.
¡Tranquilo! no vamos a llenarte el buzón de publicidad. Te mandaremos sorteos y contenido exclusivo solo una vez al mes.