La vida doméstica de la burguesía en el siglo XX en Barcelona

En Barcelona, con el paso del tiempo, las casas familiares de la burguesía en el siglo XX en Ciutat Vella iban dejando en las grandes casas modernistas del Eixample. En estas casas encontrábamos diferentes pisos y generalmente no solo vivía la familia propietaria, sino que alquilaban viviendas a otras familias. Este era el caso de casas tan icónicas como la Casa Batlló, la Pedrera, la Casa Amatller o la Casa de les Punxes.

 

La jerarquía de los pisos

Durante la segunda mitad del s. XIX y principios del s. XX había una gran diferencia de clase social entre aquellas familias que podían tener su propia casa y aquellas que no. Entre aquellas familias sin posibilidad de ser propietarias, se encontraban algunas con suficiente capacidad económica para alquilar uno de los pisos de una de estas.

 

Los primeros edificios de este tipo tenían características similares. El plan Cerdà establecía una altura máxima y esta no impidió encontrar soluciones para hacer más plantas de altura de las que en principio podrían construirse. Por eso, en el barrio del Eixample es común encontrar plantas medio sepultadas (donde hoy en día podemos encontrar diferentes negocios) y entresuelos a media altura. Todos los pisos donde no vivía la familia propietaria, se alquilaban, por eso era importante conseguir cuanto más mejor. Cuando el comercio llegó al barrio, las plantas bajas se dedicaron a tiendas.

 

Los propietarios siempre vivían en el piso principal. Una explicación para este hecho es la carencia de ascensores en la mayoría de edificios, puesto que era un invento muy reciente. Los pisos superiores eran los más difíciles de alquilar, porque no solo tenían la dificultad de tener que subir y bajar a pie, sino que estaban desacreditados socialmente.

El servicio y la crianza de los hijos

Hoy en día podríamos considerar un privilegio social que los padres puedan disponer de tiempos para estar con sus criaturas, puesto que implica cierta conciliación entre la vida laboral y la familiar. En cambio, a principios del s. XX la distancia entre los padres e hijos era el símbolo más claro de importancia económica y social. Cuanto más privilegiados fueran los padres en estos términos, más servicio tenían contratado y más parte de este servicio se hacía cargo de la educación de los hijos.

 

En algunas familias, era tal la distancia que hasta los dieciocho años los hijos no se sentaban a mesa con los padres. En una casa burguesa siempre encontrábamos como mínimo una cocinera, una camarera y una niñera. Además de la niñera, también encontramos la figura de la nodriza, aquella madre tan precaria que amamantaba los niños de la familia burguesa además de los suyos propios. A veces, la nodriza perdía la leche y entonces pasaba a ser una nodriza seca.

madre de la burguesía en el siglo XX con su hijo
Fons Güell Agrupació Fotogràfica de Catalunya

El veraneo de moda

Veranear fuera de la ciudad, no era un común muy extendido durante el s. XIX, solo algunas familias de la burguesía en el siglo XX iban de vacaciones cerca de Barcelona como Sarriá, Vallvidrera o Bonanova.

 

A principios del s. XX se empezó a popularizar y con ello también se hizo conocida la pequeña localidad de Caldes d’Estrac y sus aguas termales. Era común ver desfilar la burguesía de Barcelona por el Paseo de los Ingleses, centro de la vida social burguesa del lugar. Era fácil acceder en Caldes a través del tren y más tarde del coche. Hoy en día, Caldes d’Estrac, todavía es conocida por sus balnearios y para ser uno de los lugares preferidos de veraneo de la antigua burguesía.

señora de la burguesía en el siglo XX paseandoDurante la segunda mitad del s. XIX y principios del s. XX pasaron muchas cosas en Barcelona y su burguesía. Entre ellas, la construcción del Eixample de Barcelona, uno de los acontecimientos con más impacto sobre la burguesía de la ciudad condal, si quieres conocer más cosas sobre él, no te pierdas nuestro artículo sobre el Eixample de Barcelona, historia y curiosidades.

 

Si además, quieres conocer como vivía la burguesía en este nuevo Eixample en construcción, lo puedes descubrir en este otro artículo sobre la vida de la burguesía barcelonesa en el Eixample.

 

Fuentes: Permanyer, Ll. (2015) La Barcelona d’ahir: L’esplendor de la burgesia. Barcelona: Angle Editorial.