Las tres etapas de la obra de Puig i Cadafalch

 Puig i Cadafalch es generalmente conocido como uno de los grandes arquitectos modernistas. El que no tanta gente conoce son las otras etapas de su época. El Modernismo solo fue el inicio de la obra de Puig i Cadafalch, hoy te descubrimos su trayectoria entera:

Según Alexandre Cirici y Pellicer, la obra de Puig y Cadafalch es fácilmente divisible en tres etapas: la rosa, la blanca y la amarilla. Estas tres etapas no solo están relacionadas con las modas y gustos del momento, sino también con los arquitectos a los cuales admiraba y había estudiado a lo largo de su vida.

Época rosa

La primera es la época rosa o la etapa Modernista, la más conocida. Esta es la etapa en la cual proyecta sus conocidos y grandes edificios modernistas como la Casa Amatller, la Casa Macaya o la Casa de les Punxes. Durante estos años, Puig i Cadafalch tendrá influencias nórdicas y trabajará para grandes familias burgueses, proyectando grandes casas por ellas.

Palau Macaya, Casa Amatller, Casa de les PunxesÉpoca blanca

La época blanca corresponde a la etapa de Idealismo racionalista. Durante esta, Puig i Cadafalch proyectará sus obras según los nuevos gustos de la burguesía: orden y practicidad. En estos años proyectará obras como la desaparecida Casa Trinxet, la Casa Muntades o la Casa Pere Company.

Casa Trinxet Casa Muntades y Casa Pere CompanyÉpoca amarilla

La tercera etapa es la Monumentalista, caracterizada por el color amarillento de las fachadas, el monumentalismo de los edificios y la mezcla de estilos de sus obras. En esta etapa encontramos edificios que parten de la arquitectura romana y que se mezclan con estilos típicos andaluces o valencianos, resultando en un preciosismo muy especial. Durante esta época Puig i Cadafalch proyecta obras tan singulares como la Casa Pich y Pon, inspirada en la obra de Louis Henry Sullivan, un arquitecto estadounidense que admiraba.

Casa Pich i Pon