La Casa de les Punxes, un edificio singular

La ubicación

La Casa Terradas o Casa de les Punxes es el gran proyecto de Puig i Cadafalch. En este edificio, el arquitecto experimentó con sus dimensiones monumentales y pudo construir un edificio aislado de los otros. Son muy pocas las ocasiones en qué esto fue posible en el Eixample de Barcelona, por las características del barrio. Además, la Casa de les Punxes ocupa un bloque triangular de edificios aislado, siendo el único edificio modernista con esta peculiar ubicación. Esta, pero, no es la única singularidad que tiene la casa en el ámbito arquitectónico.

La Casa de les Punxes fue un edificio que se hizo porque las tres hermanas de la familia Brutau Terrades vivieran en él: Rosa, Ángela y Josefa. En vez de diseñar tres edificios aislados, Puig y Cadafalch decidió construir un solo bloque unitario de dimensiones monumentales que destacara en la Avinguda Diagonal. El solar de Casa de les Punxes es muy irregular y hexagonal, lo que convirtió el diseño de la casa en un singular reto arquitectónico entre la Avinguda Diagonal y las calles de Bruc y del Rosselló.

La fachada

El bloque de Casa de les Punxes cuenta con un basamento de piedra que cubre toda la altura hasta la planta baja, a partir del cual encontramos ladrillo visto, combinado con el tono cobrizo de la piedra clara de Calafell presente en algunos elementos constructivos de la casa. Esta combinación dio a la Casa de les Punxes su conocido color rojizo, lo que la hizo destacar de su entorno en el momento de su construcción y todavía hoy en día.

La decoración

La decoración y composición de la casa es distinta en las diferentes fachadas a causa de la singularidad de su forma. Las dos fachadas principales, más estrechas, cuentan con una gran tribuna que señala los diferentes niveles y pisos de la casa mediante unos recuadros de piedra blanca con motivos vegetales, que se extienden y repiten a las ventanas.

Cada una de estas fachadas está coronada por diferentes triángulos, acabados en punta. El triángulo central de estos cuenta con un panel cerámico decorativo en su parte superior, que hace referencia a diferentes simbologías vinculadas a la historia de la casa, su estilo y sus habitantes. También arriba de todo del increíble edificio encontramos las características seis torres acabadas en punta que dan el conocido sobrenombre en la casa: la Casa de les Punxes

Estas son solo algunas de las singularidades de la casa en el ámbito arquitectónico. La Casa de les Punxes todavía tiene muchas más curiosidades que ofrecer a sus visitantes y las podremos ir descubriendo en los próximos artículos del blog y dentro de la propia Casa de les Punxes.