Joan Rubió, el modernista olvidado

Joan Rubió i Bellver es un arquitecto modernista catalán, su figura es mayormente desconocida, aunque tuvo estrecha relación con grandes figuras como Gaudí. Su obra, sin embargo, habla de él en muchas de las calles de Barcelona. ¿Quién no reconocería la belleza de Casa Golferichs o Casa Pomar?

Joan Rubió fue un arquitecto contemporáneo de grandes artistas modernistas. Rubió recibió las enseñanzas de Domènech i Montaner junto con Puig i Cadafalch en la Escuela de Arquitectura y fue posteriormente discípulo de Gaudí. Trabajó con este último en algunos de sus proyectos más conocidos, por ejemplo: la Sagrada Familia, la Casa Batlló, el Parc Güell o la restauración de la Colònia Güell junto con Francesc Berenguer, otro gran colaborador de Gaudí.

A finales del SXIX, al abandonar la Escuela de Arquitectura, empezó las colaboraciones con Gaudí, que ya era conocido como arquitecto a nivel nacional. Pasaron unos años hasta que Rubió empezase a contar con proyectos propios. La Casa Canals (1899-1900) es el primer edificio que se conoce construido por Rubió, seguido por la conocida Casa Golferichs (1900-1901). A estos dos primeros proyectos, les siguen una gran cantidad de construcciones modernistas desperdigadas por Barcelona y otros territorios nacionales. Algunas de ellas se han convertido en escenarios fotogénicos para los interesados en la cultura barcelonesa como el puente neogótico del Carrer del Bisbe o la Casa Pomar.

 

Joan Rubió fue, además de arquitecto, una figura implicada en la política de su tiempo. Fue escogido regidor por la Lliga Regionalista en noviembre de 1905. Puig i Cadafalch también se implicó en esta formación durante años similares, teniendo también una activa vida política.

Rubió no solo participó en política, sino que también militó en diversas asociaciones de carácter religioso como el Cercle Artístic de Sant Lluc o la Associació Espiritual de la Mare de Déu de Montserrat, que agrupaban distintos intelectuales de la época de ideas similares. Estas asociaciones estaban relacionadas con el clérigo más importante de la época: Josep Torras i Bages, amigo personal tanto de Rubió como de Gaudí y tuvieron una gran importancia en la definición del catalanismo conservador que caracterizaba la Lliga Regionalista en aquel momento.

Joan Rubió, en resumen, fue una figura muy activa de su época que quiso dejar huella, colaborando con grandes artistas e intelectuales de su época tanto en la política como en la arquitectura.

¿Le conocías?

Fuentes: Solà-Morales Rubió, Ignasi. Joan Rubió i Bellver y la fortuna del gaudinismo. Barcelona: La Gaya Ciencia, 1975. Impreso


Recibe novedades y ofertas exclusivas en tu correo.
¡Tranquilo! no vamos a llenarte el buzón de publicidad. Te mandaremos sorteos y contenido exclusivo solo una vez al mes.