Domènech i Montaner, el padre del modernismo

Domènech i Montaner fue, no solo un conocido arquitecto modernista de su época, sino también el encargado de formar a otras grandes generaciones posteriores de arquitectos entre los que figurarán Gaudí y Puig i Cadafalch. Podríamos considerar que diciembre es un mes de gran importancia para este gran protagonista del modernismo catalán, ya que tanto el aniversario de su nacimiento como de su muerte se dan en este mes. ¿Conoces su figura?

Lluís Domènech i Montaner nació el 21 de diciembre de 1850 en Barcelona y murió el 27 del mismo mes y en la misma ciudad en 1923. Es conocido por ser uno de los artistas más reconocidos y valorados del modernismo catalán, son varias las obras de su autoría que tienen actualmente el estado de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Es el autor del Recinto Modernista de Sant Pau, de la Casa Lleó Morera y del Palau de la Música Catalana, entre otros edificios.

Tras formarse en su juventud en arquitectura y ciencias fisicomatemáticas, se convirtió en profesor en la Escuela de Arquitectura, de la que acabó convirtiéndose en director tras varios años de docencia, en 1900. Es en esta escuela donde tendrá la oportunidad de formar a discípulos tan posteriormente célebres como Gaudí, Puig i Cadafalch o Josep Mª Jujol.

Domènech i Montaner no solo tuvo una faceta arquitectónica, sino que también colaboró con diversos proyectos editoriales. Fue habitual colaborador de la empresa familiar, la editorial Montaner i Simón a través de la cual creó la Historia General del Arte, que después siguió editando Josep Puig i Cadafalch.  Además, también fundó la revista El Poble Català y colaboró con las principales publicaciones catalanas de la época como La Veu de Catalunya o La Renaixença.

Finalmente, al igual que Puig i Cadafalch, Domènech i Montaner fue una figura muy activa en la política de su época. El conocido artista modernista fue el fundador de la Lliga Regionalista (1870) y de la Unió Catalanista (1891). Más tarde llegó a ser diputado de las Cortes Españolas en el año 1901.

Domènech i Montaner tuvo 8 hijos con su esposa María Roure i Carnestoltes y murió alejado de su activa vida política y de los proyectos arquitectónicos, centrado en sus estudios históricos sobre Catalunya. Sus obras son, actualmente, de las más valoradas en el modernismo catalán.


Recibe novedades y ofertas exclusivas en tu correo.
¡Tranquilo! no vamos a llenarte el buzón de publicidad. Te mandaremos sorteos y contenido exclusivo solo una vez al mes.