Cerámica hidráulica, el pavimento modernista

¿Te has fijado nunca en los suelos de los edificios modernistas? ¡Su decoración es tan detallada que parecen alfombras! La mayoría de estos suelos están hechos de cerámica hidráulica, un tipo de pavimento artesanal muy común durante la época modernista.

Relación con el Modernismo

Hasta mediados del siglo XIX, los pavimentos nobles estaban hechos principalmente con mármol. Pero en la Exposición Universal de París de 1867 se presentó un nuevo tipo de baldosa que desterraría en gran medida los materiales antiguos: una baldosa que se hacía sin cocción, solo con prensas. Nacía así el pavimento hidráulico. En Barcelona, la gran expansión de este material coincide con el Modernismo. Por eso, grandes arquitectos del momento como Lluís Domènech i Montaner o Josep Puig i Cadafalch lo incorporaron en sus edificios.

Composición

La baldosa hidráulica se fabricaba pieza a pieza de forma artesanal. Tenía tres capas:

  • La capa fina, a base de una mezcla de polvo de mármol blanco, cemento blanco, arena y pigmentos. Es la superficie visible. Esta tenía un grosor de unos 5mm aproximadamente. Los colores de los diseños se creaban añadiendo a la mezcla los pigmentos de colores y añadiendo un poco de mezcla a cada segmento del molde para que hicieran el dibujo deseado.
  • La brasache, de un grosor similar, estaba formada solo con cemento gris Portland y arena, que absorbe el exceso de agua de la capa fina.
  • El gros era la base de la baldosa, hecho con cemento gris y arena, de un grosor de unos 12 mm, y es la capa que se adhería al suelo. Su superficie porosa hacía que se adhiriera fácilmente en el momento de colocar la baldosa.

Características

Todo el molde con las tres capas se posaba en una prensa hidráulica, que la consolidaba a presión. Una vez realizada la operación, empezaba un proceso de endurecimiento, que requería la humedad necesaria para fortalecer el cemento. El nombre de hidráulica le viene por estar sumergida en agua durante 24 horas y conservada después con humedad.

Las medidas de los mosaicos hidráulicos eran diversas, habían de 10 x 10 cm, de 20 x 20 cm, de 40 x 40 cm y todavía más medidas. Sus diseños tenían muy a menudo motivos florales y vegetales inspirados en los modelos clásicos. En los suelos de la Casa de les Punxes se pueden encontrar algunas diseñadas y decoradas por Enric Monserdà y otros artistas modernistas y una pequeña exposición permanente sobre el pavimento hidráulico. Además, puedes comprar una réplica de una baldosa de diferentes edificios modernistas en nuestra tienda.

¿Conocías el pavimento hidráulico? ¿Sabías como se manufacturaba? Si quieres saber más cosas sobre la cerámica de la Casa de les Punxes, visita esta entrada sobre los secretos de la cerámica de la Casa de les Punxes.