5 Forjadores modernistas que deberías conocer

Pasa muy a menudo que mucha gente conoce a los grandes arquitectos modernistas, pero no los brillantes artesanos modernistas que colaboraron en sus edificios. Antoni Gaudí, Josep Puig i Cadafalch, Domènech i Montaner… Todo el mundo conoce sus nombres, pero ¿nos suenan del mismo modo Manuel Ballarín, los hermanos Badia, o Joan Oñós? ¿Sabemos en qué edificios colaboraron? Ahora puedes descubrir grandes forjadores modernistas gracias a esta selección.

Germans Badia Miarnau

A medio camino entre la Casa de les Punxes y la Sagrada Familia, en el número 270 de la Calle de Nàpols tenían su taller Luis y José Badia y Mirarnau, construido por Gaudí. Colaboladores habituales de Antoni Gaudí y Josep Maria Jujol, una de sus obras más conocidas son la reja y balcones de la Pedrera, la puerta de Bellesguard y los hierros de la fachada de Casa Batlló. También lo son los hierros de la fachada del Palau Güell y su conocido escudo heráldico, que hicieron todavía bajo las órdenes de su maestro: Joan Oñós.

Joan Oñós

Maestro forjador, enseñó a los hermanos Badia el arte de la forja modernista hasta su jubilación. También con un taller próximo a la Sagrada Familia, en la calle Aragó entre el Passeig de Sant Joan y la calle de Roger de Flor, Joan Oñós colaboró con Gaudí en varios proyectos. Son obra suya la reja que rodea y protege el árbol genealógico de Jesucristo a la Sagrada Familia, la reja de la Casa Vicens, los picaportes de la Casa Calvet y los aparatos de luz de gas del Palau Güell.

Salvador Gabarró

También colaborador de Gaudí, realizó toda obra que conozcamos bajo las directrices y encargos de Joan Oñós, no conocemos casi nada más de su figura, pero sabemos que colaboró con Gaudí en el Palau Güell.

Vallet i Piquer

El sr. Vallet y Piquer fue un forjador que también colaboró con Gaudí. A pesar de que no se conocen muchos detalles de sus obras y vida, sí que sabemos que fue el encargado de manufacturar la conocida reja de los Pabellones Güell, con la increíble puerta de hierro forjado del dragón.

Manuel Ballarín i Lancuentra

Finalmente nos encontramos con Manuel Ballarín, el más fiel colaborador de Puig y Cadafalch. Su taller, Casa Ballarín, se encontraba en la calle del Peu de la Creu y era uno de los más grandes e importantes de finales del s.XIX y principios del XX. Contaba con más de 20 operarios a su taller y colaboró en diez de las obras de Puig y Cadafalch, entre las cuales se encuentran la Casa Macaya, la Casa Amatller y la increíble Casa de les Punxes. También colaboró en los famosos Bancos-Farolas de Paseo de Gracia, de los que hizo las farolas, con el clásico “coup de fouet”.

Manuel Ballarín modernizó y popularizó en 1900 la técnica de la forja mediante la producción seriada mecanizada y los diseños propios, que permitieron reducir drásticamente el precio de las piezas decorativas. El resultado de esta revolución se puede ver en la impresionante decoración de Casa de les Punxes.

Hasta aquí llega nuestra selección de forjadores modernistas. ¿Conoces alguno más del que no hayamos hablado?